Juan Salvador Gaviota

juan salvador gaviota

Título: Juan Salvador Gaviota
 
Autor: Richard Bach
 
Año de edición: 1972
 
Época literaria: siglo XX
 
Género: relato, alegoría
 
Tema: el aprendizaje
 
Valores: progreso, aprendizaje, amor
 
Juan Salvador Gaviota era un ave marina que, desde pequeño, tuvo interés por el mundo que le rodeaba. Sin embargo, ese entusiasmo generó el recelo en las demás gaviotas de la bandada:
“La mayoría de las gaviotas no se molestan en aprender sino las normas más elementales: cómo ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo Juan Salvador Gaviota amaba volar.
Esta manera de pensar, descubrió, no es la manera con la que uno se hace popular entre los demás pájaros.”
 
A lo largo de esta alegoría, Bach nos muestra la importancia del aprendizaje y la innovación, a la vez que las reacciones hostiles que a veces tiene la sociedad, reacciones que nos perjudican a todos.
El relato está dividido en tres partes. La primera refleja el exilio, es decir, cómo Juan Salvador Gaviota tiene que abandonar la Bandada para alcanzar la excelencia en el vuelo. La segunda parte representa la ascensión en el conocimiento, que no conoce límites. La tercera parte ilustra la enseñanza: Juan Salvador Gaviota, no satisfecho con saber la Verdad, quiere difundirla, consciente de que hará un gran favor a la Bandada.
Quiero advertir al lector que las mejores reflexiones de este relato están en la primera y tercera parte; es decir, que aunque en la segunda añade demasiado misticismo merece la pena leerla por la tercera parte. De hecho, en esta última se encuentran varios de los momentos estelares del libro como, por ejemplo, cuando su alumno aventajado, Pedro Gaviota, acaba comprendiéndole:
“¿No hay límites Juan? Pensó. ¡Bueno, llegará entonces el día en que apareceré en tu playa, y te enseñaré un par de cosas acerca del vuelo!
Y aunque intentó aparentar adecuadamente severo ante sus alumnos, Pedro Gaviota les vio de pronto tal y como eran realmente, sólo por un momento, y más que gustarle, amó aquello que vio. ¿No hay límite Juan?, pensó, y sonrió. Su carrera hacia el aprendizaje había empezado.”
Sin duda, para quienes queremos conocer el mundo que nos rodea Juan Salvador Gaviota es un ideal a seguir.
Jon Asier Bárcena.
Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: