Archivo de la etiqueta: trabajo

El disputado voto del señor Cayo

señor cayo

Título: El disputado voto del señor Cayo.

Autor: Miguel Delibes.

Año de edición: 1978

Época literaria: contemporánea.

Género: novela.

Tema: Castilla rural.

Valores: trabajo, esfuerzo.

 

 

“-¿Por qué no pruebas de olvidarte del señor Cayo? En definitiva no pasa de ser un ser prehistórico.

Víctor manoteó apasionadamente:

-¿Pr… prehistórico? ¿P… puedes decirme, Laly, por qué es más cultura nuestra cultura?

Laly se manifestaba en tono condescendiente, procurando no soliviantar a Víctor.

-Víctor, por favor, -dijo- la cultura del señor Cayo es de la época del Diluvio.

Víctor hizo dos eses y, por un momento, pareció que iba a caer, pero, en última instancia, conservó la estabilidad y se puso frente a Laly, cerrándole el paso:

-¿De… de veras te parece más importante recitar Althusser que conocer las propiedades de la flor del saúco?

 

 

Se acerca la fecha de las elecciones y un partido político termina de recorrer los últimos pueblos de la sierra castellana llevando su programa electoral. Rafa, Laly y Víctor viajan a los pueblos abandonados de Castilla para repartir propaganda, lanzar discursos y convencer a sus habitantes que ellos son la única lista que no les quitará sus privilegios. El viaje, que prometía ser fácil, se les complica al llegar al primer pueblo: el señor Cayo les informa que allí vive él solo con su señora, que es muda, y un vecino con el que no se hablan.

-Lo primero que debemos decirle es que estas elecciones, las elecciones del día 15, son fundamentales para el país.

-Ya -dijo lacónicamente el viejo.

-O sea, que es una oportunidad, casi le diría “la” oportunidad, y si la desaprovechamos nos hundiremos sin remedio, esta vez para siempre.

El rostro del viejo se ensombreció. Parpadeó por dos veces. Se tomó un poco de tiempo antes de preguntar:

-Y ¿dónde vamos a hundirnos, si no es mala pregunta?

Víctor tiene ante sí el mitin más difícil de su carrera. Se toma tan en serio su misión de convencer al señor Cayo que lo acompaña durante toda la tarde en sus labores. A través de las conversaciones que mantendrán con él, Delibes nos mostrará sus ideas sobre la contraposición entre naturaleza y progreso, entre tradición y modernidad, entre lo rural y la ciudad.

El léxico adquiere un valor importante en la historia. Además de la manera tan distinta de hablar de los personajes, Delibes adapta su forma de contar, a la situación: en la sede del partido el lenguaje es rápido, entrecortado y repetitivo; mientras que en el pueblo del señor Cayo se enriquece el lenguaje, crecen las descripciones y los diálogos, muy cortos, resultan más expresivos. El autor consigue llevarnos a su terreno a través del estilo.

El disputado voto del señor Cayo es una novela corta y muy entretenida que hará disfrutar y reflexionar al lector.

 

Lourdes G. Trigo.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Los renglones torcidos de Dios

Los renglones torcidos de Dios

Título: Los renglones torcidos de Dios.

Autor: Torcuato Luca de Tena.

Año de edición: 1979

Época literaria: contemporánea.

Género: novela.

Tema: psiquiátrico.

Valores: trabajo.

 

“La fachada del edificio y la gran puerta de entrada se conservaban como hace ocho siglos, cuando aquello era cartuja. Cruzaron el umbral; de aquí a un vestíbulo y más tarde a un claustro soberbio, de puro estilo románico. “1213”, rezaba una inscripción grabada en piedra. Y debajo, en latín, un elogio a los fundadores. Los demás rótulos eran modernos. Uno decía “Gerencia”, otro “Asistencia social”. Cruzaron bajo un arco, sin puerta, en el que estaba escrito: “Admisiones”. Todo lo que había más allá de este hueco era de construcción reciente, convencional y de mal gusto. Anduvieron varias veintenas de pasos. Todo era grande —inútilmente grande— en aquel edificio.

—Siéntense aquí, y esperen.

Le vieron abrir una puertecilla (de dimensiones normales esta vez) y, tras ella, un despacho moderno y bien iluminado. Al cerrarse la hoja, la penumbra volvió a cernirse sobre la galería. El hombre apoyó una mano firme y cálida sobre la de ella. El dorso de la mujer estaba húmedo y frío.

—Todo saldrá bien. ¡Gracias por tu coraje, Alice Gould! ¡Animo y suerte!

Fueron las últimas palabras que ella le oyó en vida.”

Los renglones torcidos de Dios es una novela con un tema inusual: la vida en un manicomio. Alice Gould es una detective privada que, según ella, ingresa en el psiquiátrico para investigar. Allí defenderá, y de manera muy convincente, que no está loca.

A través de las conversaciones de la protagonista, disfrutaremos de las historias y las vidas de los internos. La novela consigue transportarnos a un mundo en el que se mezclan distintas realidades y, desde una perspectiva tan cercana, que, efectivamente, esos renglones torcidos de cerca se ven rectos.

Torcuato Luca de Tena pidió consejo al famoso psiquiatra Juan Antonio Vallejo-Nájera. Este le escribe el prólogo y, entre otras cosas, comenta que muchos son los escritores que le pedían consejo para sus novelas, pero que Torcuato Luca de Tena fue el primero que, realmente, leyó la bibliografía que le proporcionó. Llegó a tanto su afán por ambientar adecuadamente la novela que consiguió internarse como un enfermo más en un sanatorio.

Es una novela cuya trama y diálogos atrapan por la fascinación que produce la protagonista, con un final que no dejará indiferente a nadie. Recomendaría el libro a partir de los diecisiete o dieciocho años, por la dificultad de los diálogos y la crudeza de algunas escenas.

 

Lourdes G. Trigo.

Etiquetado , , , , , ,

Mujercitas

7180720

Título: Mujercitas. (Little women)

Autor: Louisa May Alcott.

Año de edición: 1868

Género: novela.

Tema: vida y crecimiento de cuatro hermanas.

Valores: amistad, amor, generosidad, esfuerzo, trabajo, familia, humildad, superación.

 

“-¡Oh, qué romántico! –suspiró Meg

-Yo lo encuentro tonto –dijo Jo-. Si quiere ser músico que le dejen y no le molesten haciéndole ir a la Universidad, si no le gusta.

-Ahora comprendo por qué tiene esos ojos tan grandes y negros y sus finos modales… Los italianos son muy simpáticos –opinó Meg, que era algo sentimental.

-¿Qué sabes tú de ojos ni de sus maneras si apenas le conoces?” –exclamó Jo, la cual, por el contrario, no era nada sentimental.

-Lo vi en la fiesta y lo que has explicado basta para saber cómo se comporta. Lo que dijo acerca de la medicina que mamá le mandó me parece muy oportuno.

-Supongo que se refería al blanc-mangé.

-Se refería a ti, tonta.

-¿A mí? –contestó Jo, atónita.

-¡Oh, nunca he visto otra persona igual! Te dicen una galantería y ni siquiera te das cuenta.

-Todo eso son tonterías; de modo que no eches a perder mi diversión”.

Mujercitas cuenta, casi a modo de diario, la vida de cuatro hermanas durante la guerra civil de Estados Unidos. Conforme avanzamos la lectura conoceremos a fondo los caracteres de las cuatro niñas, sus luchas continuas por superar sus defectos. Junto con ellas aparecen otros personajes, descritos con tal precisión, que llegan a ser tan importantes como las protagonistas: Laurie y el señor Laurence -sus vecinos- la gruñona tía March y su loro o Jonh Brooke.

La novela de Louise May Alcott tuvo muchísimo éxito en el momento de su publicación –tanto, que fueron los propios lectores los que pidieron las secuelas-, y aún después se han hecho muchísimas adaptaciones, tanto al teatro como a la televisión. Mujercitas se ha convertido en un clásico universal que ha conseguido conquistar a millones de lectores a través de tiernas escenas cotidianas.

Retrata muy bien la formación de la mujer en la época, desde distintos prismas. Meg, responsable y estricta; Amy, presumida; Beth, muy tímida y siempre volcada en la caridad hacia los más necesitados; y Jo, rebelde y romántica. Como telón, la señora March, cuya única preocupación es que sus hijas, cada una conforme a su manera de ser, superen sus defectos, crezcan en virtudes y lleguen a ser “sus mujercitas”.

 

Lourdes G. Trigo.

 

P.D.: Para los que se queden con ganas, las secuelas de Mujercitas: Aquellas mujercitas, Hombrecitos, y Los muchachos de Jo.

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

El club Dante

dante

Título: El club Dante (The Dante club)

Autor: Matthew Pearl

Año de edición: 2004

Época literaria: actual.

Género: novela.

Tema: policíaco.

Valores: amistad, amor, trabajo.

 

“—Cada vez más —dijo Lowell—, vemos que nos enfrentamos a una mente erudita y de excepcional brillantez, sorprendentemente preparada para transmitir los detalles de Dante sobre ambientes. Nuestro Lucifer aprecia la exactitud de la poesía de Dante. En el infierno de Milton, todo es salvaje, pero el de Dante está dividido en círculos, trazado con compases precisos. Tan real como nuestro propio mundo”.

El Club Dante cuenta la historia de cuatro literatos de Boston que trabajan en la traducción de la Divina Comedia. La novela empieza cuando los traductores comienzan a trabajar sobre el Inferno. En la ciudad empiezan a aparecer muertes con signos similares a los tormentos que describe Dante en su poema.

Boston, 1865, un lucifer en la sombra y cuatro literatos. Mattew Pearl añade la Divina Comedia como telón de fondo y consigue generar una novela muy sugerente. La historia atrapa, pues el misterio no se resuelve hasta el final, y continuamente aparecen nuevos detalles que nos harán dudas de la identidad del asesino. Además, el ambiente universitario y académico del siglo XIX, en el que entraremos con los cuatro profesores, resulta muy atrayente. Al hilo principal de la novela se añaden las historias personales de los protagonistas. Resulta una novela muy entretenida con un trasfondo muy literario. Para los que no hayan leído el poema de Dante encontrarán en este libro un primer acercamiento muy bueno.

Recomendaría el libro a partir de los cursos de Bachillerato, tal vez por la crudeza de algunas imágenes.

 

Lourdes G. Trigo.

Etiquetado , , , , ,

El manantial

Fountainhead

Título: El manaltial. (The fountainhead)

 Autor: Ayn Rand.

 Año de edición: 1943.

 Época literaria: contemporánea.

 Género: novela.

 Tema: individualismo.

 Valores: trabajo, fidelidad.

 

“-(…) Desde la necesidad más simple hasta la abstracción religiosa más alta, desde la rueda hasta el rascacielos, todo lo que somos y todo lo que tenemos procede de un solo atributo del hombre: la función de su mente.

 »Pero la mente es un atributo del individuo. No existe una cosa tal como un cerebro colectivo. No hay una cosa tal como el pensamiento colectivo. Un acuerdo realizado por un grupo de hombres es sólo un compromiso o un promedio extraído de muchos pensamientos individuales. Es una consecuencia secundaria. El acto primario, el proceso de la razón debe ser ejecutado por cada hombre solo. Podemos dividir una comida entre muchos hombres, pero no podemos digerirla con un estómago colectivo. Ningún hombre puede usar sus pulmones para respirar por otro hombre. Ningún hombre puede usar su cerebro para pensar por otro. Todas las funciones del cuerpo y del espíritu son privativas. No pueden ser compartidas ni transferidas.”

No sabría resumir la trama. Podría decir que trata de la vida de un arquitecto, de la vida de un artista. Pero en realidad estamos ante otra forma de hacer novela en la que lo importante son las ideas que se materializan en los personajes. La historia pasa a un segundo plano.

 El manantial es una de las novelas de las que se sirvió Ayn Rand para difundir toda su teoría filosófica. En esta habla del hombre como individuo, del hombre que puede hacerse a sí mismo si mantiene sus principios sobre la masa. Un hombre que consigue ser único al fin, porque rompe con las trabas que le impone la colectividad. Un hombre libre, que es creador, que “vive para sí mismo”. Un canto al individualismo más radical.

 Es inevitable que se hable también de arte. Del trabajo como expresión honda de uno mismo. “He elegido el trabajo que me gusta hacer –dice en cierto momento el protagonista–. Si no hallo alegría en él, resultará que yo mismo me habré condenado a sesenta años de tortura.”

 Independientemente de la fuerte carga ideológica es un libro de muy agradable lectura: la historia atrapa, los personajes aparecen y desaparecen con relaciones complejas entre ellos que consiguen crear tensión en el lector.

 Recomendable tal vez, por su contenido filosófico, a partir del bachillerato.

 

Lourdes G. Trigo.

Etiquetado , , ,