Archivo de la etiqueta: epistolar

La inquilina de Wildfell Hall

la inquilina

Título: La inquilina de Wildfell Hall. (The Tenant of Wildfell Hall)

Autor: Anne Brönte.

Año de edición: 1839.

Época literaria: siglo XIX.

Género: novela epistolar.

Tema: matrimonio, desengaño, maltrato.

Valores: amor, madurez, valentía.

 

¿Cómo aguantaré los meses y los años de mi futura vida en compañía de este hombre, mi mayor enemigo? Porque nadie podría herirme como él lo ha hecho. ¡Oh! cuando pienso lo profunda y estúpidamente que le he amado, de qué manera tan loca he confiado en él, con qué constancia he trabajado, estudiado y rezado por su bien; y con qué crueldad ha pisoteado mi amor, traicionado mi confianza, menospreciado mis ruegos y mis lágrimas, y mis esfuerzos por protegerle; ha aplastado mis esperanzas, destruido los mejores sentimientos de juventud y me ha condenado a una vida de miseria sin esperanza –hasta el punto de que puede hacerlo un hombre-… ¡LE ODIO! (…) ¡Dios tenga compasión de su miserable alma!, y le haga ver y sentir su culpa… ¡No pido otra venganza!”.

Comienzo esta reseña con una cita de The Guardian, que aparece en la contraportada del libro: “El título de “la primera novela feminista” se ha otorgado a muchos libros, pero quizá siempre con menor justicia que si se lo hubieran dado a este”.

Mrs.Helen Graham, una misteriosa y hermosa viuda, se instala con su hijo en una desolada mansión. Esa llegada inesperada despierta revuelo y curiosidad entre las gentes de la pequeña localidad; sobre todo, el interés de un  modesto terrateniente, el joven Gilbert Markham, fuertemente atraído por ella. Rechazado continuamente, Gilbert descubre finalmente la verdad, y mediante los diarios de la joven, abre la puerta a una historia de dolor y sufrimiento.

A través de la lectura de sus páginas, accede al corazón de Helen,  y observa desde su perspectiva el enamoramiento de Helen por el carismático Mr.Huntingdon años atrás; su apresurado matrimonio y el infierno posterior, al despojarse éste de la máscara de seductor y mostrar su verdadera naturaleza: un  ser depravado y abyecto, que menoscaba la integridad física y psicológica de Helen mediante un progresivo y constante maltrato.

Desprovista de esa pátina de romanticismo que caracteriza la obra de sus hermanas Emily y Charlotte, Anne Brönte se consolida con esta novela, en mi opinión, como una autora realista, que describe sin tapujos ni remilgos los entresijos del maltrato doméstico.

Muestra con precisión y sencillez la verdadera naturaleza de un maltratador, los desengaños amorosos y las segundas oportunidades. Pero, por encima de todo, el proceso de madurez de una mujer  que, lejos de conformarse con su destino, decide huir del horror en que vive. Por eso, a mi parecer, es una novela feminista, que defiende con valentía el derecho de la mujer a ser dueña de su  porvenir y rehacer su vida. La recomiendo encarecidamente.

Esther Castells

Etiquetado , , , , , , ,

Daddy-Long-Legs

Título: Papaíto piernas largas (Daddy-Long-Legs).

Autor: Jean Webster.

Año de edición: Primera edición, agosto de 1925. Sexta edición, enero de 1956. Editorial Juventud.

Época literaria: Contemporánea (Siglo XX).

Género: novela epistolar.

Tema: humor, amor, madurez.

Valores: conocimiento, amistad, amor.

 

“Querido y amable protector que envía las huérfanas al colegio:

Sólo sé de usted tres cosas:

1ª Que es usted alto.

2ª Que es usted rico.

3ª Que odia usted a las chicas.

En un principio pensé darle el nombre de “Querido Señor Odia Chicas”, sólo que lo encuentro casi insultante para mí, o “Querido Señor Ricacho”, lo que sería insultante para usted, pues esta palabra haría suponer que el dinero es lo más importante, y ya sabemos que ser rico es una cualidad completamente externa. Por otra parte, es posible que usted no siga siendo rico toda su vida; son muchos los hombres inteligentes que se arruinan. Una cosa que conservará, al menos, toda su vida, es lo de ser alto. Por lo tanto, he decidido llamarle “Querido Papaíto Piernas Largas” ”.

Jerusha, una joven huérfana, recibe un regalo inesperado: Un benefactor anónimo del orfanato que le financiará sus estudios universitarios, con una única condición: Que le escriba cartas detallándole sus progresos académicos. Obediente, Jerusha escribirá a su misterioso tutor, al que apoda con cariño “Papaíto Piernas Largas”, dado que sólo conoce de él su llamativa estatura.

Con un fresco sentido del humor, Jean Webster crea una atmósfera divertida que atrapa al lector con los tiernos e ingeniosos comentarios de Jerusha, acompañados de simpáticos dibujos. Garantizo sonrisas y carcajadas con cada página.

Esther Castells

Etiquetado , , , , ,