Archivo de la etiqueta: esfuerzo

La Comunidad del Anillo

la comunidad del anillo

Título: La Comunidad del Anillo (The Fellowship of the Ring)

Autor: J. R. R. Tolkien.

Año de edición: 1954

Época literaria: siglo XX

Género: novela

Tema: aventuras, fantasía.

Valores: amistad, lealtad, valor, esfuerzo.

“—¿Desesperación, o locura? —dijo Gandalf—. No desesperación, pues sólo desesperan aquellos que ven el fin más allá de toda duda. Nosotros no. Es sabiduría reconocer la necesidad, cuando todos los otros cursos ya han sido considerados, aunque pueda parecer locura a aquellos que se aferran a falsas esperanzas. Bueno, ¡que la locura sea nuestro manto, un velo en los ojos del Enemigo! Pues el Enemigo es muy sagaz, y mide todas las cosas con precisión, según la escala de su propia malicia. Pero la única medida que conoce es el deseo, deseo de poder, y así juzga todos los corazones. No se le ocurrirá nunca que alguien pueda rehusar el poder, que teniendo el Anillo queramos destruirlo. Si nos ponemos esa meta, confundiremos todas sus conjeturas.

—Al menos por un tiempo —dijo Elrond—. Hay que tomar ese camino, pero recorrerlo será difícil. Y ni la fuerza ni la sabiduría podrían llevarnos muy lejos. Los débiles pueden intentar esta tarea con tantas esperanzas como los fuertes. Sin embargo, así son a menudo los trabajos que mueven las ruedas del mundo. Las manos pequeñas hacen esos trabajos porque es menester hacerlos, mientras los ojos de los grandes se vuelven a otra parte.”

Cuando empecé a leer por primera vez El señor de los anillos, pudo conmigo. Tendría unos quince años y estaba en plenos exámenes finales. Tuve poca paciencia y, tras la cuarta canción que entonaron los hobbits en el bosque, cerré el libro. Hasta este verano.

Una de las cosas que me motivó para volver a él, fue la lectura de El Hobbit, tras la reseña que hizo de él Verónica. La primera frase del libro, tan sencilla y expresiva, -“In a hole in the ground there lived a hobbit1”.- me cautivó. He de decir también que El Hobbit es más ligero que El Señor de los Anillos, pero la complejidad de la narración de este último hace más interesante la lectura.

La trama, que en un principio parece sencilla (no deja de ser un viaje), se irá complicando conforme avanza el camino. A medida que Frodo se aleja de la Comarca, Tolkien va elaborando  un mundo completamente nuevo y sugerente. Cada personaje, cada pueblo, tiene detrás una historia contada a través de rendijas: conversaciones, canciones, leyendas… Las motivaciones personales de los personajes, su pasado, su cultura y su distinto modo de pensar y actuar -incluso de hablar- se entretejen en la historia principal: Frodo debe llevar el Anillo Único al monte del Destino para derrocar por siempre el poder oscuro de Sauron. Esta historia se desarrolla en una trilogía, de la que La Comunidad del Anillo es el primer volumen. En él se relata cómo se encuentran los protagonistas sobre cuyas espaldas recae la tarea de escoltar a Frodo en su misión, y sus historias nos acompañarán hasta el final.

Esta trilogía no sólo resulta interesante por su trama (que es entretenidísima) sino también por la forma de narrar de Tolkien, que usa leyendas, diálogos, narraciones, descripciones, canciones…, para introducir al lector en un mundo extraordinario, complejo y nuevo. Todo el que quiera escribir novela o relato fantástico, incluso de aventuras o de viajes, debería tener en su lista de lecturas imprescindibles “El Señor de los Anillos”  de Tolkien.

Lourdes G. Trigo.

  1. En un agujero en el suelo, vivía un hobbit.
Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Mujercitas

7180720

Título: Mujercitas. (Little women)

Autor: Louisa May Alcott.

Año de edición: 1868

Género: novela.

Tema: vida y crecimiento de cuatro hermanas.

Valores: amistad, amor, generosidad, esfuerzo, trabajo, familia, humildad, superación.

 

“-¡Oh, qué romántico! –suspiró Meg

-Yo lo encuentro tonto –dijo Jo-. Si quiere ser músico que le dejen y no le molesten haciéndole ir a la Universidad, si no le gusta.

-Ahora comprendo por qué tiene esos ojos tan grandes y negros y sus finos modales… Los italianos son muy simpáticos –opinó Meg, que era algo sentimental.

-¿Qué sabes tú de ojos ni de sus maneras si apenas le conoces?” –exclamó Jo, la cual, por el contrario, no era nada sentimental.

-Lo vi en la fiesta y lo que has explicado basta para saber cómo se comporta. Lo que dijo acerca de la medicina que mamá le mandó me parece muy oportuno.

-Supongo que se refería al blanc-mangé.

-Se refería a ti, tonta.

-¿A mí? –contestó Jo, atónita.

-¡Oh, nunca he visto otra persona igual! Te dicen una galantería y ni siquiera te das cuenta.

-Todo eso son tonterías; de modo que no eches a perder mi diversión”.

Mujercitas cuenta, casi a modo de diario, la vida de cuatro hermanas durante la guerra civil de Estados Unidos. Conforme avanzamos la lectura conoceremos a fondo los caracteres de las cuatro niñas, sus luchas continuas por superar sus defectos. Junto con ellas aparecen otros personajes, descritos con tal precisión, que llegan a ser tan importantes como las protagonistas: Laurie y el señor Laurence -sus vecinos- la gruñona tía March y su loro o Jonh Brooke.

La novela de Louise May Alcott tuvo muchísimo éxito en el momento de su publicación –tanto, que fueron los propios lectores los que pidieron las secuelas-, y aún después se han hecho muchísimas adaptaciones, tanto al teatro como a la televisión. Mujercitas se ha convertido en un clásico universal que ha conseguido conquistar a millones de lectores a través de tiernas escenas cotidianas.

Retrata muy bien la formación de la mujer en la época, desde distintos prismas. Meg, responsable y estricta; Amy, presumida; Beth, muy tímida y siempre volcada en la caridad hacia los más necesitados; y Jo, rebelde y romántica. Como telón, la señora March, cuya única preocupación es que sus hijas, cada una conforme a su manera de ser, superen sus defectos, crezcan en virtudes y lleguen a ser “sus mujercitas”.

 

Lourdes G. Trigo.

 

P.D.: Para los que se queden con ganas, las secuelas de Mujercitas: Aquellas mujercitas, Hombrecitos, y Los muchachos de Jo.

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Capitanes intrépidos

capitanes intrépidos

Título: Capitanes intrépidos. (Captains Courageous)

 Autor: Rudyard Kipling.

 Año de edición: 1896

 Época literaria: realismo.

 Género: novela.

 Tema: mar.

 Valores: amistad, valor, esfuerzo, generosidad, madurez.

 

“La gastada puerta abierta del salón de fumar dejaba pasar la niebla del Atlántico Norte, mientras el gran barco de pasajeros se hundía y se elevaba, sonando su sirena para avisar a los barquichuelos de la flota de pescadores.

-Ese chico, Cheyne, es la mayor molestia de a bordo -dijo un hombre cerrando la puerta de un portazo-. No lo necesitamos aquí. Es demasiado desvergonzado.”

Harvey es un niño rico, hijo de un gran empresario dueño de barcos y líneas de ferrocarriles. Es un joven polémico, disfruta haciendo sufrir a los que le rodean, en especial a su madre. A través del dinero, de costosos caprichos, intenta hacer ver a los demás que ya es un hombre, pero sólo consigue quedar en ridículo.

Cuando abrimos la novela, Harvey viaja a Europa para completar su educación. Una noche, mareado por fumar, cae por la borda. Y aquí comienza la aventura. Es recogido por un barco de pescadores de bacalao. Harvey, aunque agradecido, se muestra grosero e impertinente en su afán porque lo devuelvan a tierra. Disko, el capitán, consciente de que su primer deber es dar trabajo y alimento a sus hombres, le habla claro:

-(…) acabamos de llegar al banco para ganarnos el pan. Si tenemos buena suerte, estaremos otra vez en casa alrededor de la primera semana de septiembre. (…) Abre los ojos y ayuda a Dan a hacer lo que se le mande y todo lo demás, y te daré, ya sé que no lo vales, diez dólares y medio por mes, pagaderos al final del viaje. En total serán treinta y cinco dólares. Un poco de trabajo te despejará la cabeza.

Serán los mejores cinco meses de la vida de Harvey. Disko se convertirá para él en un padre estricto pero cercano. Dan será su mejor amigo y hermano, y la tripulación del  We’re Here en expertos profesores como jamás tuvo.

Con la lectura de la novela acompañaremos a Harvey, que pasa de ser un niño a ser todo un hombre. Un hombre de verdad, como lo define el capitán, con amor por el trabajo bien hecho, que valora el esfuerzo, que respeta a sus compañeros y a la naturaleza. Que aprende lo que es la verdadera amistad.

Es un libro juvenil, que si bien puede leerse desde la secundaria, no tiene límite de edad. La prosa de Kipling es exquisita. Abundan las descripciones precisas (casi puede sentirse el olor del bacalao), los diálogos sencillos de la gente de mar. Resulta una novela entretenida, que es capaz de construir una historia y personajes interesantes a partir de elementos muy sencillos. Muy tierna.

  

Lourdes G. Trigo.

 

P.D. aquí, edición libre de la novela en formato pdf.

Etiquetado , , , , , ,

El misterio del cuarto amarillo

Título: El misterio del cuarto amarillo (Le Mystère de la Chambre Jaune)

Autor: Gaston Leroux

Año de edición: 1907-1908.

Época literaria: Romanticismo.

Género: Novela (folletín)

Tema: Policiaco.

Valores: Esfuerzo, constancia.

 

-(…) Nunca hicieron de mí esa cosa monstruosa, más terrible que un hombre sin ojos: ¡un hombre que ve mal!

Un cuarto al que no se puede entrar y del que no se puede salir. Y sin embargo Mathilde Stangerson intenta ser asesinada dos veces en ese dormitorio. Joseph Rouletabille, un extravagante reportero, se cuela en el castillo para resolver el caso. Por su parte, la policía envía a su mejor detective: el inspector Frédéric Larsan.

La novela folletín se critica muy a menudo. Es cierto que en muchas escasea la calidad literaria y la trama se estira en exceso. Pero la mayoría de los grandes escritores del XIX publicaron por capítulos. No son novelas en las que el lenguaje se cuide con mimo; ante todo importa lo que se cuenta. Una trama que debe atrapar capítulo a capítulo, tan emocionante que obligue a seguir leyendo a pesar de los inevitables “rellenos”.

En esta novela, el detective resuelve el crimen, pero será el lector el que pueda desentrañar la oscura vida del protagonista. Un entramado de historias que no nos permiten levantarnos del sillón desde la primera a la última página.

 

Lourdes G. Trigo.

*Continuación: El perfume de la Dama de negro.

Etiquetado , , , , ,