Ana Karenina

ana karenina

Título: Ana Karenina (Áнна Карéнина)

Autor: León Tolstoi.

Año de edición: 1877

Época literaria: Realismo.

Género: novela.

Tema: amor.

Valores: amor, perdón, familia.

 

“Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada”.

 

Ana Karenina cuenta una historia de amor trágica. Al inicio de la novela, Ana viaja desde San Petersburgo a Moscú con intención de ayudar a su hermano a salvar su matrimonio tras sus muchas infidelidades. Es allí, en una fiesta, donde conoce al conde Vronsky. Comienzan una relación en la que Ana, hastiada de la indiferencia de su marido Karenin, se irá volcando cada vez más, a pesar del rechazo de la alta sociedad rusa, que terminará condenándola a la soledad.

Confieso que me costó empezar la novela. La literatura rusa tiene fama de pesada, muchas veces merecida. Comencé a leer Ana Karenina hace dos veranos, después de que mi padre me la hubiera recomendado varias veces, y me fascinó. Ana es un personaje que rompe con las normas que le impone la sociedad. Una mujer que intenta huir del papel que le impone la rígida sociedad aristocrática rusa de antes de la Revolución. En este sentido, Ana resulta un personaje muy actual. La recuerdo recriminando a su amante que él no perdiera nada por hacer las cosas mal. Nadie lo juzga. Pero ella pierde a su familia, a su hijo, sus amigos, su honra y respeto social.

Disfruté además la novela por las descripciones de Tostoi. Son tan minuciosas que la trama avanza lenta en muchos pasajes, pero estas descripciones son pequeñas historias desde dentro y fuera de la aristocracia rusa. A través  de múltiples personajes de la nobleza rural o de la capital, con sus propias historias paralelas, consigue tejer un maravilloso boceto de la sociedad rusa previa a la revolución.

Como consejo, léanla cuando tengan mucho tiempo libre. Creo que Ana Karenina no es una novela para el metro o para los cinco minutos antes de caer rendidos en la cama. Hay que dejar que la prosa de Tolstoi nos conquiste despacito, a su manera.

  

Lourdes G. Trigo.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Dioses y héroes de la antigua Grecia

dioses y héroes

Título: Dioses y héroes de la antigua Grecia. (Greek Gods and Heroes)

Autor: Robert Graves.

Año: 1960. Editorial Lumen.

Época: contemporánea.

Género: mitología.

Tema: mitología, Grecia clásica.

Valores: poder, majestuosidad, heroísmo.

 

“Estos mitos no son solemnes, como las historias bíblicas. La idea de que sólo podía existir un dios y ninguna diosa no gustaba a los griegos, raza con gran sentido del humor… Veían los cielos como un lugar gobernado por una familia divina, como cualquier otra familia rica de la tierra, sólo que sus miembros eran inmortales y extremadamente poderosos”.

 

Es uno de mis recuerdos más nítidos de la época entre la niñez y la adolescencia. Fue un regalo de mi madre. Al abrirlo, lo primero que llamó mi  atención fueron  las ilustraciones, poderosas y majestuosas, que acompañaban el texto.

“Dioses y héroes de la antigua Grecia” narra de forma clara y sencilla las historias clásicas de la mitología griega. Compuesta por veintisiete capítulos, se trata de una atractiva introducción a este universo: Desde la descripción del Olimpo y los dioses más importantes  junto a la rebelión de los titanes, a la narración de las épicas aventuras de Heracles y Teseo, Perseo,  Jasón y el vellocino de oro, el rapto de Perséfone, Europa y Cadmo; pasando por el Tártaro, los dominios de Hades, Dios del Inframundo, y finalizando con la extinción de los dioses olímpicos.

Esta narración despertó mi interés por la mitología en general,  y por la griega en particular. Me cautivó, y esa sensación no ha desaparecido desde entonces. He leído mitología de otros países,  pero ninguna me ha fascinado tanto como la griega. A mi modo de ver, ninguna es tan  bella y rica en detalles. Sumado a esto, refleja una concepción de la vida y la muerte poética, a la par que pragmática en muchos momentos.

La recomiendo encarecidamente para todos aquellos amantes de la lectura que deseen zambullirse en los relatos que, en esencia, constituyen la base de la cultura y literatura occidental.

 

Esther Castells

Etiquetado , , , , , ,

Cyrano de Bergerac

Cyrano de Bergerac

Título: Cyrano de Bergerac.

Autor: Edmond Rostand.

Año de edición: 1897

Época literaria: Romanticismo.

Género: teatro.

Tema: biografía.

Valores: amor.

 

“Pueden decirse… ¡Dios mío!… tantas cosas más…

variando el tono, -por ejemplo, atended:

Agresivo: «¡Yo, caballero, si tal nariz tuviera

os juro que al instante me la amputaría!»

Amistoso: «¡Se os debe de meter en vuestra taza;

para beber, tendréis que fabricaros una copa especial!»

Descriptivo: «¡Es una roca!… ¡Un pico!.. ¡Un cabo!

¡Qué digo un cabo!… ¡Es toda una península!»

De escribanía: «¿Caballero, o caja de tijeras sois?»

Curioso: «¿De qué os sirve esa oblonga cápsula?»

Gracioso: «¿Tanto amáis a los pájaros

que paternalmente os preocupasteis

de tender esa percha a sus pequeñas patas?»

Truculento: «Cuando fumáis, caballero,

y el humo del tabaco sale de vuestra nariz

¿ningún vecino grita: ¡Fuego en la chimenea!?»

(…)

-Poco más o menos esto, querido, me habríais dicho

si algunas letras tuvierais y algún rastro de ingenio;

mas de éste, vos, el más lamentable de los seres,

nunca tuvisteis un solo átomo, y de letras

sólo tenéis las ocho que forman la palabra: ¡Majadero!”

 

Cyrano de Bergerac es una obra de teatro basada en la vida del excéntrico escritor francés. Cyrano, tal y como lo retrata Rostand, es un hombre ingenioso, que vive de su orgullo. Está locamente enamorado de su prima, Roxana, una joven bellísima a la que Cyrano, acomplejado por su físico, no se atreve a declararse.

Aparece entonces en escena Raúl, un joven cadete de la misma compañía que Cyrano. Joven, muy guapo, el galán ideal de la historia. Pero algo le falla: es incapaz de expresar sus sentimientos.

Así surge una de las parejas más famosas de la literatura: Raúl pondrá el físico, Cyrano su ingenio, para convertirse en el hombre que habrá de conquistar a la dama. Los versos de Cyrano dichos por los bellos labios de Raúl.

Y en esta historia tierna y humorística –imaginen las peripecias de los dos caballeros para semejar ser sólo uno- irrumpe un nuevo personaje: el señor de Guiche, celoso pretendiente de Roxana. Y además, la guerra, que separa a este trío de enamorados.

Rostand cuenta una historia en la que el hilo conductor, el desencadenante de todo, es el profundo orgullo del protagonista. Duelos, enemigos, desplantes a la autoridad… Tras esta cortina se esconde un Cyrano de gran corazón, que sólo se muestra a su amigo Le Bret.

Cyrano de Bergerac es la obra más famosa de Rostand. Escrita en verso, hay diversas traducciones al castellano: las que respetan la métrica o las que respetan el contenido. Personalmente, prefiero las que conservan el ritmo, pero cualquiera de ellas nos acercan a una historia emocionante llena de espadas y de versos de amor.

  

Lourdes G. Trigo.

 

Etiquetado , , , , , ,

El secreto de Gaudlin Hall

 

 

 

n

 

Título: El Secreto de Gaudlin Hall.

Autor: John Boyne.

Año: 2014. Editorial Salamandra.

Época: Contemporánea.

Género: Novela.

Tema: Terror, misterio, intriga.

Valores: Amor, coraje, fortaleza.

 

“Las cosas parecen muy fáciles cuando las vemos en retrospectiva, y ahora, al rememorar aquél momento, pienso en Alex y Madge Toxley allí de pie en el andén de la estación de Thorpe, y quiero gritarles, echar a correr y sacudirlos por los hombros; quiero mirarlos y decirles: lo sabíais, ya entonces lo sabíais. ¿Por qué no me dijisteis nada? ¿Por qué no hablasteis? ¿Por qué no me lo advertisteis? “.

 

De la mano del autor de“El niño con el pijama de rayas”, y ambientada en el Londres de Dickens, ésta novela narra la historia de Eliza Caine, una joven maestra que vive con su padre. Tras su muerte,  debido a la falta de medios económicos y a un impulso por huir del dolor de su pérdida, acepta un  trabajo como institutriz en una mansión situada en un pueblecito remoto del condado de Norfolk.

Sin embargo, desde el momento en que acepta desempeñar el cargo y se instala en la casa, empiezan a acontecer sucesos extraños e inexplicables: Sus pupilos, Isabella y Eustace, viven solos en la casa; ruidos y pisadas la acompañan  noche y día, junto a la sensación palpable de no sentirse bienvenida. Algo o alguien quieren expulsarla de la casa y alejarla  de los niños. Y Eliza hará todo lo que esté en su mano para descubrir qué secretos ocultan los muros de la  tenebrosa mansión, involucrándose en una aventura que jamás creyó posible.

“El secreto de Gaudlin Hall” no es lo que llamaríamos una prosa excelsa; pero sí una historia bien narrada, amena, sin más pretensiones que la de entretener,  que atrapa al lector y lo arrastra con cada página a la trama de la novela. Desde mi punto de vista, es un homenaje a las novelas decimonónicas con un toque contemporáneo. Al leerla, me sentí embarcada en una historia con reminiscencias de Jane Austen y toques de Edgar Allan Poe.

La recomiendo para todos aquellos amantes de las novelas victorianas o del siglo diecinueve;  de las historias de fantasmas y de Edgar Allan Poe. Ideal para una tranquila tarde de invierno, tumbada en el sofá, arrebujada entre las mantas y con una taza de té en la mano.

Esther Castells

Etiquetado , , , ,

Mujercitas

7180720

Título: Mujercitas. (Little women)

Autor: Louisa May Alcott.

Año de edición: 1868

Género: novela.

Tema: vida y crecimiento de cuatro hermanas.

Valores: amistad, amor, generosidad, esfuerzo, trabajo, familia, humildad, superación.

 

“-¡Oh, qué romántico! –suspiró Meg

-Yo lo encuentro tonto –dijo Jo-. Si quiere ser músico que le dejen y no le molesten haciéndole ir a la Universidad, si no le gusta.

-Ahora comprendo por qué tiene esos ojos tan grandes y negros y sus finos modales… Los italianos son muy simpáticos –opinó Meg, que era algo sentimental.

-¿Qué sabes tú de ojos ni de sus maneras si apenas le conoces?” –exclamó Jo, la cual, por el contrario, no era nada sentimental.

-Lo vi en la fiesta y lo que has explicado basta para saber cómo se comporta. Lo que dijo acerca de la medicina que mamá le mandó me parece muy oportuno.

-Supongo que se refería al blanc-mangé.

-Se refería a ti, tonta.

-¿A mí? –contestó Jo, atónita.

-¡Oh, nunca he visto otra persona igual! Te dicen una galantería y ni siquiera te das cuenta.

-Todo eso son tonterías; de modo que no eches a perder mi diversión”.

Mujercitas cuenta, casi a modo de diario, la vida de cuatro hermanas durante la guerra civil de Estados Unidos. Conforme avanzamos la lectura conoceremos a fondo los caracteres de las cuatro niñas, sus luchas continuas por superar sus defectos. Junto con ellas aparecen otros personajes, descritos con tal precisión, que llegan a ser tan importantes como las protagonistas: Laurie y el señor Laurence -sus vecinos- la gruñona tía March y su loro o Jonh Brooke.

La novela de Louise May Alcott tuvo muchísimo éxito en el momento de su publicación –tanto, que fueron los propios lectores los que pidieron las secuelas-, y aún después se han hecho muchísimas adaptaciones, tanto al teatro como a la televisión. Mujercitas se ha convertido en un clásico universal que ha conseguido conquistar a millones de lectores a través de tiernas escenas cotidianas.

Retrata muy bien la formación de la mujer en la época, desde distintos prismas. Meg, responsable y estricta; Amy, presumida; Beth, muy tímida y siempre volcada en la caridad hacia los más necesitados; y Jo, rebelde y romántica. Como telón, la señora March, cuya única preocupación es que sus hijas, cada una conforme a su manera de ser, superen sus defectos, crezcan en virtudes y lleguen a ser “sus mujercitas”.

 

Lourdes G. Trigo.

 

P.D.: Para los que se queden con ganas, las secuelas de Mujercitas: Aquellas mujercitas, Hombrecitos, y Los muchachos de Jo.

Etiquetado , , , , , , , , , , ,